Cambia el concepto

En Chile, hay una brecha enorme entre la tecnología emergente y la educación de la misma.

Las generaciones futuras están viendo un futuro muy inseguro. Muchas de las carreras que se ofrecen en la universidad o en otras instituciones ya están resultando ser inútiles debido a la automatización e inteligencia artificial que se está implementando en cada rubro. En unos años más, veremos un incremento en la taza de desempleo porque simplemente, muchas personas no tienen la educación requerida para adaptarse en este nuevo ambiente de trabajo.

Este año 2020 ha sido un gran ejemplo de cómo Chile no está listo para el futuro tecnológico. Tenemos una explosión de nuevas tecnologías saliendo en todos los distintos rubros para compensar por cambios generados por la pandemia. Sin embargo, se ha visto que la mayoría de las personas no saben o les cuesta ocupar tecnología nueva. Además, vimos que la conectividad de la mayoría de la población no está adecuada para realizar trabajos básicos desde casa.

Sin educación y acceso a tecnología, Chile quedará aún más atrás con cada año que pase.

Caitlin Downs

Chief Operating Officer – Viatech

Hay muchas iniciativas por parte de nuestro gobierno para implementar más tecnología para automatizar e innovar en distintos rubros, así como la energía renovable, movilidad, conectividad o la seguridad. Pero, es una pérdida de recursos seguir comprando más tecnología si el público no la entiende y no está listo poder ocuparla a su potencial.

¿Qué podemos hacer viendo esta situación? Tenemos que asegurar a los alumnos que están saliendo de los colegios hoy en día, para que puedan manejarse en un mundo tecnológico.

Tenemos que cambiar el concepto sobre la tecnología acá en Chile. Un niño debe saber más que cómo presionar un par de botones. Hay que comenzar a enseñarles lo que hay por detrás de su pantalla, comenzando en una edad bastante más joven. La tecnología no es un juguete, es una herramienta que podemos ocupar para mejorar la calidad de vida de todos.

Hay que dar iniciativa a nuestras instituciones para enseñar ciencias, tecnología, ingeniería, y matemáticas a un nivel nacional. Se necesita incorporar desde que nuestros hijos son jóvenes y que vayan avanzando cada año en conocimiento.

Un celular, por ejemplo, no es un juguete. Es un computador lleno de código, programación, circuitos…un cerebro en si mismo.

Pensemos que cuando damos un celular a un niño, estamos dándole acceso a un mundo virtual, y ellos tienen que saber cómo navegar dentro de ese mundo. Cuántas veces hemos escuchado a una mamá o un papá decir de su hijo, “No sé que ve en su celular, pero allí está metido todo el día.”

Es una situación preocupante que ni los papás, ni los niños saben qué está en su celular, cómo funciona, menos cómo controlar el contenido que uno está viendo. De esa forma, aseguramos que nuestros hijos serán esclavos de la tecnología en vez de maestros.

La idea que uno va al colegio, elige una carrera, y sale a trabajar por el resto de su vida ya no está funcionando. Los niños de hoy van a tener que trabajar con la tecnología si la entienden o no. Entonces, es una responsabilidad nuestra asegurar que estén preparados para el futuro, ya que al final del día no estamos criando niños, estamos criando adultos que tendrán que sostenerse en un sistema laboral que no podemos proyectar.

Las generaciones que vienen son bastante más involucradas con la tecnología que las anteriores, pero si no la entienden, no sirve. Tenemos que ponernos en su nivel, y enseñarles. El problema es cómo. La primera respuesta siempre es darle contenido – videos, artículos, programas de televisión, etc.

Existe este contenido en las redes, pero toma una fuerza mayor para lograr encontrarlo. Uno se tiene que sentar y tomar el tiempo de ir y buscar videos que son: en español, de edad apropiado, y de calidad. Es tiempo que muchos padres trabajadores simplemente no tienen. Además, cuando uno va y trata de encontrar este contenido, lo que cumpla estas tres metas tan altas tiene que ser pagado.

¿Cómo, en un país donde los sueldos son al menos 3 veces menores de los sueldos de un país desarrollado, los papás van a poder pagar todo este contenido?se

Todos sabemos que la información es poder.

Aquí en Viatech, este es un problema que nos ha llegado directamente tanto en la compañía como en la familia. La mente se alimenta por la vista y por las orejas. Nos preocupamos mucho por sus futuros y los de su generación. Pero no nos desesperamos sabiendo que hay una manera que podemos hacer una diferencia en nuestro país: Promoviendo la educación de la tecnología.

Comenzamos nuestra iniciativa Smart Educación porque si podemos ayudar a siquiera un niño a obtener una mayor calidad de educación, vale la pena. Nosotros queremos mover a todos a imaginar la educación de una distinta forma. Nuestros hijos tienen el mejor computador: su cerebro. Y cada uno tiene el potencial para más. El futuro es inseguro, pero uno puede abrir la creatividad e imaginación de los niños a través de la tecnología.

Todos somos creativos. Todos somos soñadores. Todos somos imaginativos.

Queremos crear el contenido que nuestros hijos merecen. Por ejemplo, yo imagino astrofísicos, informáticos, programadores, donando su tiempo, haciendo una serie que sea producido y entretenido, para personas de todas edades.

No tenemos que limitarlo a la tecnología tampoco. Imagina en vez de canales llenos de películas que todos han visto 500 veces y más, más violencia, en vez de llenarnos en nuestras redes con educación.

Imagina nuestros niños – ¿que podrán crear con esta nueva tecnología? Las innovaciones que inspiraría tener una educación de esa forma…eso es un futuro con esperanza.

¿Por qué Chile tiene unos de los científicos más inteligentes del mundo en términos de geología y astrofísico, pero seguimos alimentando la vista de los niños con contenido de basura a nivel nacional? ¡Creemos más científicos! Si otros países lo pueden hacer, Chile por supuesto que puede.

Necesitamos exigir este tipo de contenido de nuestro gobierno, nuestras municipalidades, y no lo podemos hacer solos. Queremos apoyo en esta iniciativa, queremos crear un movimiento, una conversación.

Queremos cambiar el concepto.
Quieres ser parte de nuestra iniciativa? conversar?

inscríbete y te mandaremos mayor información sobre #smarteducación.

Gracias por tu tiempo.

    Caitlin Downs
    Chief Operating Officer